Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Política De Cookies

10 pasos para mejorar la ventilación en tu centro de trabajo

10 pasos para mejorar la ventilación en tu centro de trabajo

Mucho se ha hablado durante todo el estado de alarma sobre la posible transmisión del Coronavirus a través del sistema de climatización y ventilación de lugares cerrados. En nuestro propio blog se publicó en su momento el artículo Climatizar y ventilar sin propagar el COVID-19, cuando la evidencia de que el COVID-19 se podía transmitir por aerosoles tenía un peso menor.

Ahora el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha elaborado junto al Ministerio de Sanidad un documento sobre la ventilación de los lugares de trabajo para evitar la propagación del Covid19.

¿Se transmite el Covid19 a través del aire acondicionado?

Se ha demostrado que el riesgo de contagio por COVID-19 por vía aérea en el interior de edificios es más elevado cuando existe poca ventilación. Por eso se recomienda que la aportación de aire exterior sea siempre el máximo. 

A mayor renovación de aire de un edificio menos probabilidad de contagio.

Por esto mismo, el Ministerio de Sanidad propone el siguiente decálogo de recomendaciones respecto a la climatización de los espacios interiores. Teniendo en cuenta que muchas de estas medidas supondrán un impacto en los costes de electricidad (impacto energético), pero ahora lo que prima es la seguridad de las personas:

Recomendaciones sobre ventilación

  1. Caudal mínimo de aire exterior: se recomienda una renovación mínima de 12,5 litros/segundo y ocupante. Para lo cual, se puede trabajar en dos sentidos, aumentar la ventilación o reducir el número de ocupantes. 

    • Ej. de aplicación: una oficina de 300 m2 y 30 ocupantes requerirá un caudal mínimo de renovación de aire de Qv = 30·12,5 = 375 l/s = 1.350 m3/h

  2. Verificación de caudales: se deberá verificar que los caudales de renovación de aire de nuestros equipos se mantienen en sus condiciones nominales mediante una revisión por parte de técnicos cualificados.

  3. Aumentar la ventilación: si se puede temporizar el uso del sistema de climatización, se recomienda programarlo para que funcione 2 horas antes y después de la apertura y cierre del centro. Incluso se recomienda mantenerlo al 25% de funcionamiento durante fines de semana.

  4. Reducir al mínimo la recirculación de aire: si nuestro equipo lo permite, deberemos reducir la recirculación de aire al mínimo posible (cuanto más aire limpio vs aire recirculado mejor). Si se puede pasar a 100% aire exterior, mejor.

  5. Extracción en aseos en contínuo: si existe posibilidad, mantener el sistema de extracción en baños y aseos de forma permanente (24 horas los 7 días de la semana) y con las ventanas cerradas, para no perder eficacia.

  6. Aumento de la ventilación natural: en caso de no disponer de sistemas de ventilación mecánica, se abrirán ventanas accesibles para facilitar la ventilación natural.está demostrado que la renovación de aire por ventilación cruzada baja las tasas de contaminantes de las estancias. Incluso en edificios con ventilación mecánica es recomendable realizar una ventilación regular con ventanas.

  7. Temperatura y humedad: mantener la temperatura y humedad entre 17 y 27ºC y la humedad entre el 30 y 70%

  8. Unidades tipo splits de aire acondicionado: estos terminales no renuevan el aire, solamente lo recirculan. Se recomienda su uso continuado junto con sistemas de recirculación forzada de aire. No usar en locales cerrados sin sistemas de renovación de aire, en su caso se podrían complementar junto con equipos que dispongan de sistemas de filtrado y purificación de aire (fijos o portátiles con filtros HEPA).

  9. Mantenimiento y limpieza de instalaciones: antes de la reapertura se deberán revisar los sistemas de climatización limpiando rejillas, difusores, filtros y baterías (no es necesaria la limpieza de conductos). También se recomienda realizar un proceso de purga del aire interior para lo que bastaría un arranque del sistema tras su limpieza para garantizar una renovación completa del aire del local.

  10. Actuación ante un posible caso de COVID-19: en caso de tener un caso confirmado en el centro de trabajo se recomienda ventilar el espacio donde se haya alojado esta persona durante al menos 4 horas, a potencia máxima tanto forzada como natural. Esta limpieza debe comenzar 2 horas antes de las labores de desinfección. Además se procederá a realizar una limpieza y desinfección de la unidad interior (split), filtros, rejillas de impulsión y retorno mediante el pulverizado de solución desinfectante. 

Radiación Ultravioleta contra el COVID-19 ¿Es efectiva?

 

La radiación ultravioleta corta UV-C ha sido ampliamente documentada como una tecnología complementaria válida para inactivar todo tipo de patógenos incluidos los virus, de alta efectividad sobre superficies. 

Se recomienda su uso en baterías, evaporadores o conductos de los equipos de tratamiento de aire como medida adicional o complementaria de desinfección de sus superficies, considerando un efecto moderado o bajo sobre flujos de aire. 

Algunas lámparas pueden producir ozono como subproducto, por lo que se debe prestar especial atención en este sentido, así como en la posible radiación directa sobre las personas.

Sistemas de filtración portátiles ¿Son eficaces?

En el caso de locales con dificultades para obtener una ventilación satisfactoria, se recomienda el uso de unidades portátiles equipadas con filtros de alta eficiencia HEPA, ubicadas en los espacios a tratar. 

Es preciso que mantengan un índice de movimientos hora significativo. 

Los filtros HEPA deberán tener una filtración altamente eficiente del aire, con capacidad de retener aerosoles en porcentajes superiores al 99,95%, según la norma UNE1822.

Adicionalmente, los sistemas de filtración y purificación portátiles pueden contar con tecnologías complementarias de purificación, tales como radiación ultravioleta u otras, que deberán demostrar su eficacia e inocuidad.

Germán Cañavate Buchón

Director Técnico en OTP, me dedico a realizar auditorías internas de calidad del servicio, elaborar nuevos procedimientos de trabajo y a la actualización normativa en Prevención de Riesgos Laborales.

Solicite su presupuesto