Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Política De Cookies

Hemorragias: primeros auxilios

Hemorragias: primeros auxilios

¿Qué es una hemorragia?

Las hemorragias son cualquier tipo de salida no habitual de la sangre desde los vasos sanguíneos. Esto es causa siempre de emergencia médica.

Tipos de Hemorragia

Depende de a donde vaya la sangre que se pierda las hemorragias pueden ser:

  • Interna

  • Externa.

  • Exteriorizada.

Hemorragias Interna

Son las hemorragias que no salen fuera del organismo, las que se producen dentro. Estas no se ven a simple vista. La forma de detectarlas es si el paciente muestra síntomas de estar sufriendo un shock.

Hemorragia Externas

Son las hemorragias que sí vemos, en las que la sangre sale al exterior del cuerpo debido a una herida.

Cuando las hemorragias externas se producen en las extremidades, son de gran importancia ya que es por donde las arterias pasan de forma superficial.

Para poder detener o controlar una hemorragia externa hay varios métodos:

Compresión Directa

Mediante presión durante un tiempo mínimo de 10 minutos en el punto donde se produce la hemorragia. Esta presión se realizará con un apósito o pañuelo lo más limpio posible y hay que elevar la extremidad por encima del corazón.

Esto podremos hacerlo siempre y cuando no detectemos una fractura abierta de un hueso.

Una vez que la presión disminuya continuamos con el apósito puesto, vendaremos la herida y llevaremos al paciente al hospital.

Compresión Arterial

Este método tiene más eficacia en las extremidades que en el resto del cuerpo y se utilizará cuando la comprensión directa no de resultado.

El primer paso es encontrar la arteria principal y presionarla para detener el corriente sanguíneo. Si soltamos presión la sangre vuelve a circular, por lo que tendremos que mantener la compresión hasta que llegue la urgencia médica.

Hemorragias Exteriorizadas

Son hemorragias internas que, a diferencia de las externas en la que la sangre sale por una herida, aquí sale a través de un orificio natural.

Hemorragia de Oído

Suelen darse cuando se produce una fractura en la base del cráneo o un traumatismo en la cabeza y la pérdida de sangre es abundante. Son conocidas como otorragias.

En estos casos lo conveniente es facilitar la salida de la sangre colocando al paciente en Posición Lateral de Seguridad (P.L.S) con el orificio que sandra hacia el suelo.

Hemorragia Nasal ¿Por qué sangra la nariz? ¿Qué hacer si te sangra la nariz?

Estas hemorragias no son “normales”, en ningún caso. Pueden ser producidas por diversos factores: un golpe, signo de una patología o desgaste de la mucosa nasal. Son conocidas como epistaxis.

Para evitar el sangrado hay que inclinar la cabeza hacia delante (así evitamos inspirar coágulos) presionar la ventana nasal y el tabique por la que se sangra durante 5 minutos hasta que sintamos un alivio de la presión.

Si no resulta, hay que introducir una gasa humedecida en agua oxigenada y si con esto la hemorragia no cesa dirigirse al hospital.

Hemorragia de la boca

Las hemorragias por boca suelen presentarse en forma de vómito y su origen suele ser el pulmón o el estómago.

  • Pulmón o hemopitis

    • Se produce un vómito precedido de tos.

    • La sangre sale limpia y con olor a óxido, puede tener un aspecto espumoso.

    • Lo primero es revisar los signos vitales, restringir la ingesta de cualquier alimento y evacuar al paciente en posición de semisentado.

  • Estómago o hematemesis

    • Se produce un vómito precedido de náuseas.

    • La sangre presenta restos de alimentos y huele mal.

    • Puede producir una pérdida de la consciencia.

    • Lo primero es revisar los signos vitales, restringir cualquier ingesta de comida y evacuar al paciente en posición P.L.S

Hemorragia del Ano

Para determinar dónde se está produciendo la hemorragia cuando la sangre sale por el ano hay que prestar atención al aspecto de las heces.

  • De color negro: la hemorragia es de origen digestivo (melenas)

  • Sangre normal: la hemorragia es de origen rectal (rectorragia)

En cualquiera de estos casos lo principal es acudir a un especialista.

¿Qué es la metrorragia? Hemorragia Vaginal

Si la mujer se encuentra en periodo de gestación no hay ningún caso en el que deba ocurrir una hemorragia vaginal ya que esto sería considerado una amenaza de aborto.

Si esto se produjera no hay que introducir nada para taponar la hemorragia. Lo primero es colocar unas compresas externas sobre la vagina y cruzarle los pies elevándolos. Lo ideal es un reposo absoluto hasta que lleguen las emergencias médicas.

OTP, Oficina Técnica de Prevención

Impulsamos la prevención de riesgos laborales y ayudamos a fomentar el bienestar, la seguridad y salud de las personas en las organizaciones. #PRL #SST

casino siteleri bedava bahis tarafbet