Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Política De Cookies

El impacto de la adicción al trabajo en la vida personal y profesional

El impacto de la adicción al trabajo en la vida personal y profesional

La adicción al trabajo, una adicción que empeora el estado de ánimo de quienes la padecen, incluso durante su trabajo, que suele ser su pasión, ha sido objeto de un estudio en Italia, publicado en el ‘Journal of Occupational Health Psychology’. Este estudio fue realizado por Cristian Balducci, de la Universidad de Bolonia, en colaboración con Luca Menghini de la Universidad de Trento y Paola Spagnoli de la Universidad de Campania.

Los hallazgos del estudio indican que los adictos al trabajo sufren de un estado de ánimo negativo, probablemente debido al estrés diario, lo que aumenta su riesgo de agotamiento y problemas cardiovasculares. Esto es especialmente preocupante dado que muchos adictos al trabajo ocupan roles de liderazgo, afectando no solo a ellos mismos sino también a sus colegas y compañeros de trabajo.

La adicción al trabajo es una obsesión por que va más allá de la dedicación normal, afectando negativamente la salud, el bienestar psicológico y las relaciones personales. A menudo, estos individuos experimentan malestar y emociones negativas como hostilidad, ansiedad y culpa cuando no pueden trabajar tanto como desearían. Las investigaciones son contradictorias sobre si experimentan bienestar durante el trabajo, aunque el estudio de Balducci sugiere que cualquier sentimiento positivo es efímero y da paso a emociones negativas.

Para explorar este tema, los investigadores analizaron a 139 trabajadores a tiempo completo, principalmente en roles administrativos. Utilizaron pruebas psicológicas para medir la dependencia laboral y analizaron el estado de ánimo y la percepción de la carga de trabajo mediante el 'método de muestreo de experiencias'.

Los resultados revelaron que los adictos al trabajo tienen un estado de ánimo consistentemente más negativo durante el día, sin importar las variaciones en el tiempo o la carga de trabajo. Esto sugiere un aplanamiento emocional, un fenómeno común en otras adicciones.

Interesantemente, el estudio también encontró que la relación entre la adicción al trabajo y el mal humor es más fuerte en las mujeres, posiblemente debido a conflictos de roles y expectativas de género.

Este estudio resalta los riesgos de la adicción al trabajo, tanto para la salud física y psicológica como para las relaciones personales. Las organizaciones deben tomar medidas para desalentar la adicción al trabajo y evitar las “enfermedades por exceso de trabajo”, como políticas de desconexión, formación específica y asesoramiento, según sugiere el profesor Balducci.

Puedes acceder a la revista, aquí.

OTP, Oficina Técnica de Prevención

Impulsamos la prevención de riesgos laborales y ayudamos a fomentar el bienestar, la seguridad y salud de las personas en las organizaciones. #PRL #SST