Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Política De Cookies

Cómo dormir bien para vivir mejor

Cómo dormir bien para vivir mejor

Numerosos estudios demuestran la relación directa entre la falta de un descanso nocturno adecuado y el incremento de accidentes laborales o de tráfico, así como en el absentismo laboral. Los estudios europeos hablan de que entre el 20 y el 40 % de la población muestra algún trastorno del sueño. Se duerme una media de 1,5 horas menos que a principios del siglo veinte.

¿Cuáles son los beneficios de dormir bien?

Los beneficios de dormir bien se hacen patentes durante todo el día: nos ayuda a permanecer sanos, mejora nuestra capacidad de atención, de creatividad e incluso de memoria, etc.

A su vez, nos evita molestias como sobrecargas en la espalda, alteraciones en los niveles de azúcar en sangre, pérdidas de elasticidad muscular, alteraciones del equilibrio mental, el estado anímico y el rendimiento laboral.

¿Qué consecuencias trae dormir poco?

Dormir mal o poco produce somnolencia diurna y esto hace que consumamos café, tabaco o fármacos para mantenernos despiertos.

Además empeora nuestro estado de salud: sentimos fatiga diurna, podemos sufrir de dolor de cabeza, irritabilidad, molestias gastrointestinales, respiratorias.

Una relación que se ha demostrado repetidamente en estudios de población general es la que existe entre los factores psicopatológicos y el insomnio. Pacientes con insomnio crónico o persistente tienen un riesgo mayor de padecer otros trastornos psiquiátricos, especialmente depresión, ansiedad o alcoholismo.

Los trabajadores que duermen pocas horas o tienen un sueño de mala calidad tienen mayor probabilidad de sufrir un accidente y su rendimiento y productividad disminuye, afectando a la calidad de sus productos y servicios

¿Qué hacer para dormir bien toda la noche?

Basta con emprender una serie de rutinas previas que preparen nuestro organismo para el descanso. Es lo que se llama “higiene del sueño”:

  1. Levántate y acuéstate siempre que puedas a la misma hora. Duerme aproximadamente 8 horas diarias.

  2. Vete a la cama solo cuando tengas sueño.

  3. Haz ejercicio pero nunca en las dos horas antes de ir a dormir.

  4. Evita comer demasiado o picar cosas dulces antes de ir a la cama.

  5. Intenta dormir en una habitación silenciosa, a oscuras y a la temperatura adecuada (21 º).

  6. Relájate oyendo música relajante (sonidos de la naturaleza, olas), leyendo al menos 30 min antes de ir a dormir.

  7. No ver la televisión ni “pantallas” antes de ir a dormir.

  8. Programa las actividades del día siguiente y anótalas. Te dará la impresión de que ha concluido el día. 

  9. Muchos medicamentos interfieren con la calidad del sueño, consulta con tu médico.

  10. Evita usar la cama para “dar vueltas” a tus preocupaciones (mejor en otro momento del día).

  11. Pon la alarma en el horario que tienes que levantarte, evita  la costumbre de desactivar el despertador cada 5 min para quedarte en la cama un rato más.

  12. Las siestas de máximo 20 minutos

Consulta con tu médico si:

  • Te despiertas varias veces por la noche o no puedes conciliar el sueño.

  • Te quedas dormido mientras estás conduciendo Roncas mientras duermes

Haz click en la imagen para descargar la ficha

Filo Gracia Codoñer

Médico del Trabajo, me dedico a la Vigilancia de la Salud de los trabajadores y Promoción de la Salud en el trabajo. Médico responsable centro de reconocimientos médicos conductores, armas, animales peligrosos, embarcaciones.

Solicite su presupuesto