Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Política De Cookies

Guía para aterrizar en la Nueva normalidad

Guía para aterrizar en la Nueva normalidad

El pasado 9 de junio, el Gobierno aprobó en Consejo de Ministros el Real Decreto Ley que sentará las bases de lo que se ha denominado nueva normalidad.

Esta nueva normalidad ya es vigente en todo el territorio español cuando finalizó el estado de alarma, el pasado 21 de junio a las 00.00 horas.

Este decreto ley que la regula estará vigente hasta que el Gobierno declare que la crisis sanitaria ha concluido, lo que, según el ministro de Sanidad, Salvador Illa, no ocurrirá hasta que haya una terapia o vacuna eficaz contra la COVID-19.

¿Qué nos trae la nueva normalidad?

Con esta nueva normalidad algunas cosas terminan y otras modifican sus restricciones. Hay que tener en cuenta que, pese a que parece que la pandemia está empezando a controlarse, los peligros de un rebrote de COVID-19 continuan, lo estamos viendo en otros países como China o Alemania. 

Una de las nuevas medidas es que la distancia de seguridad obligatoria se reduce, pasamos de los dos metros a 1,5 metros. 

Tras las restricciones en el número de personas que pueden juntarse en un mismo espacio por las que hemos pasado en las diferentes fases de la desescalada, con la nueva normalidad no hay límite de reuniones en los grupos. 

En lo referente a la apertura de lugares y al aforo permitido en su interior, será competencia de cada administración:

  • Se podrá volver a la escuela cuando lo decidan las comunidades autónomas. 

  • Podrá haber público en las actividades deportivas, en manos del Consejo Superior de Deportes.

  • Se podrá volver al trabajo presencial si así lo conviene la empresa.

  • Todos los ayuntamientos podrán abrir los parques infantiles.

A partir de el próximo 1 de julio, volverán las fiestas y verbenas, así como otros eventos populares, además de las atracciones de feria siempre y cuando se mantenga esa distancia social.

Con esta nueva normalidad, también comienza a poderse mover entre diferentes comunidades sin límites ni restricciones. En este sentido, los transportes colectivo como trenes o autobuses deben ajustar los niveles de oferta a la evolución de la recuperación de la demanda, con objeto de garantizar la adecuada prestación del servicio.

Además, los operadores de transporte aéreo y terrestre interprovinciales con número de asiento preasignado deberán recabar información de contacto de todos los pasajeros y conservar los listados un mínimo de cuatro semanas con posterioridad al viaje.

Lo que continua con la nueva normalidad

Hay normativas que van a continuar vigentes durante esta nueva normalidad como es el uso obligatorio de mascarillas en espacios al aire libre y en cualquier recinto cerrado de uso público sea abierto o cerrado, siempre que no resulte posible garantizar el mantenimiento de una distancia de seguridad interpersonal de, al menos, 1,5 metros. También en los medios de transporte siempre que los viajeros no pertenezcan al mismo núcleo familiar. El incumplimiento de esta normativa se encuentra bajo multa de hasta 100 euros.

Aunque no será exigible para aquellos ciudadanos con dificultades respiratorias. Tampoco para quienes sean dependientes y discapacitados y que no dispongan de autonomía. Tampoco será requerida cuando se practique deporte individual al aire libre, por causa de fuerza mayor o cuando la propia naturaleza de la actividad lo impida como es el caso de comer y beber, por ejemplo.

Espacios de culto, velatorios, comercio, espacios deportivos y piscinas, museos y espacios culturales seguirán tenido topes de aforo rebajados.

El incumplimiento de las medidas de prevención y de las obligaciones establecidas en el real decreto, cuando constituyan infracciones administrativas en salud pública, será sancionado en los términos previstos en el título VI de la Ley 33/2011, de 4 de octubre, General de Salud Pública.

La Prevención de Riesgos Laborales en la era post-covid

Sin perjuicio del cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales y del resto de la normativa laboral, el decreto ley que establece la nueva normalidad hace referencia a algunas normas para la la vuelta al trabajo.

Una de ellas, y que es común a cualquier puesto de trabajo, es que se deberán adoptar medidas de ventilación, limpieza y desinfección según los protocolos establecidos, así como poner a disposición de los trabajadores agua y jabón o geles hidroalcohólicos.

Se adoptarán medidas para la reincorporación progresiva de forma presencial a los puestos de trabajo, potenciando en todo lo posible el teletrabajo.

A la hora de volver de forma presencial, habrá que adaptar los turnos y horarios para garantizar el mantenimiento de la distancia de seguridad de 1,5 metros. En caso de no ser posible mantener esa distancia, tendrán que poner a disposición de los trabajadores elementos de protección "adecuados al nivel de riesgo”.

Se tiene que evitar la coincidencia masiva de personas en los centros de trabajo, tanto entre trabajadores como en el caso de los clientes o usuarios presenciales, durante las franjas horarias de mayor afluencia.

COMERCIOS

Más concretamente, en el caso de los comercios la nueva normalidad requiere que las administraciones competentes aseguren el cumplimiento de la normativa por parte de los titulares de los establecimientos comerciales de venta minorista o mayorista de cualquier clase de artículos.

Las administraciones competentes prestarán especial atención a las particularidades de los centros y parques comerciales y de los mercados que desarrollan su actividad en la vía pública al aire libre como es el caso de los mercadillos.

HOSTELERÍA Y RESTAURACIÓN

En cuanto a los establecimientos hosteleros y de restauración, al igual que otros tipos de comercio de venta al público, en esta nueva normalidad debe asegurarse que en las zonas comunes se adoptan las medidas organizativas y de seguridad que garanticen que clientes y trabajadores mantienen la distancia de seguridad interpersonal mínima decretada. 

Las administraciones competentes deberán asegurar el cumplimiento por los titulares de bares, restaurantes y demás establecimientos de hostelería y restauración de las normas de aforo, desinfección, prevención y acondicionamiento que se determinen.

No debemos bajar la guardia

Tras unos meses de confinamiento y las restricciones de la desescalada, esta nueva normalidad nos acerca a un nuevo estilo de vida en el que tendremos que convivir con los peligros de un posible rebrote de la COVID-19.

La normativa de mantener la distancia de seguridad, el uso de mascarilla y las medidas de seguridad e higiene son la mejor herramienta que tenemos para combatir y retener la propagación el virus. Se va a convertir en nuestro nuevo estilo de vida  ya que todo indica que esta etapa durará hasta que se encuentre una vacuna. 

Estar cerca de los nuestros, volver al trabajo, juntarnos para celebraciones o decidir quedarte en casa por voluntad propia es ya una realidad, eso sí, a 1,5 metros de distancia y con mascarilla. 

Dolores Cardona

Periodista y copywriter.

Solicite su presupuesto