Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Exponerte a contaminantes químicos durante el embarazo puede afectar al bebé

Exponerte a contaminantes químicos durante el embarazo puede afectar al bebé

Una investigación dirigida por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación Bancaria ”la Caixa”, y el Imperial College London revela asociaciones nuevas y reproducibles entre contaminantes ambientales y procesos metabólicos en esta importante población.

Incluso si los niveles de exposición son bajos, esta exposición puede afectar al desarrollo del bebé. En este estudio, realizado con el Proyecto INMA-Infancia y Medio Ambiente y el proyecto europeo HELIX y publicado en la revista Environmental Science & Technology se utilizaron datos de 750 mujeres embarazadas (340 de Sabadell, en Cataluña, y 410 en Gipuzkoa, País Vasco) inscritas en la cohorte de nacimiento INMA (Infancia y Medio Ambiente).

Para determinar su exposoma (la totalidad de exposiciones químicas a las que están sujetas), midieron concentraciones de 35 exposiciones químicas en muestras de sangre del primer trimestre, en orina (primer y tercer trimestre del embarazo) y en cordón umbilical. Para evaluar posibles cambios metabólicos, midieron 65 metabolitos de muestras de orina tomadas en el primer y tercer trimestre del embarazo.

Se estableció que sustancias como los bifenilos policlorados (PCB) se asocian con un menor crecimiento fetal, y el metilmercurio y los pesticidas organofosforados afectan al desarrollo neurológico. Aunque debido a que vivimos en un ambiente químico complejo y es difícil identificar el efecto de un solo contaminante.

Concretamente, se encontraron una asociación robusta y significativa entre arsénico total en orina y un metabolito orgánico llamado TMAO (particularmente elevado con respecto a otras poblaciones como Australia o EEUU). El arsénico también se asoció con un metabolito muy presente en invertebrados marinos (llamado homarine en inglés) pero que no se había medido antes en humanos.

Los hallazgos también indican una asociación entre la exposición al humo del cigarrillo y el metabolismo del café, y la presencia de ciertos metales en orina con subproductos de hormonas esteroides. “Nuestros resultados van en la misma línea que estudios previos y sugieren que estos metales son disruptores endocrinos”, explica Léa Maitre, investigadora de ISGlobal y primera autora del estudio.

OTP
Solicite su presupuesto