Solicitamos su permiso para obtener datos estad铆sticos de su navegaci贸n en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si contin煤a navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Pol铆tica De Cookies

Climatizar y ventilar sin propagar el COVID-19

Climatizar y ventilar sin propagar el COVID-19

Mucho se ha hablado durante todo el estado de alarma sobre la posible transmisión del Coronavirus a través del sistema de climatización. Recientemente el Ministerio de Sanidad se ha pronunciado al respecto con una publicación llamada RECOMENDACIONES DE OPERACIÓN Y MANTENIMIENTO DE LOS SISTEMAS DE CLIMATIZACIÓN Y VENTILACIÓN DE EDIFICIOS Y LOCALES PARA LA PREVENCIÓN DE LA PROPAGACIÓN DEL SARS-CoV-2.

¿Se transmite el COVID-19 a través del aire acondicionado?

Según la OMS y en base a  la evidencia científica, el COVID-19 se puede transmitir por dos vías:

  1. A través de gotas respiratorias de personas con síntomas respiratorios (tos o estornudo) que se encuentran a menos de 1-2 metros y que pueden impactar con nuestros ojos, boca o nariz.

  2. A través de fómites: que son objetos y superficies contaminados con el virus. 

Además de estas dos vías, existe una tercera vía adicional, con evidencia científica probable, pero no reconocida por la OMS que es la denominada “airborne transmission”, que se realiza por microgotas suspendidas transportadas por el aire (bioaerosoles). 

Estas microgotas pueden permanecer en el aire durante largos períodos de tiempo y tendrían por lo tanto, capacidad de transmitir patógenos por vía aérea a mayores distancias.

También está demostrado que el riesgo de contagio por COVID-19 por vía aérea en el interior de edificios es más elevado cuando existe poca ventilación. Por eso se recomienda que la aportación de aire exterior sea siempre el máximo. 

A mayor renovación de aire de un edificio menos probabilidad de contagio.

Por esto mismo, el Ministerio de Sanidad propone el siguiente decálogo de recomendaciones respecto a la climatización de los espacios interiores:

  1. Caudal mínimo de aire exterior: se recomienda una renovación mínima de 12,5 litros/segundo y ocupante. Para lo cual, se puede trabajar en dos sentidos, aumentar la ventilación o reducir el número de ocupantes. 

    1. Ej. de aplicación: una oficina de 300 m2 y 30 ocupantes requerirá un caudal mínimo de renovación de aire de Qv = 30·12,5 = 375 l/s = 1.350 m3/h 

  2. Verificación de caudales: se deberá verificar que los caudales de renovación de aire de nuestros equipos se mantienen en sus condiciones nominales mediante una revisión por parte de técnicos cualificados.

  3. Aumentar la ventilación: si se puede temporizar el uso del sistema de climatización, se recomienda programarlo para que funcione 2 horas antes y después de la apertura y cierre del centro. Incluso se recomienda mantenerlo al 25% de funcionamiento durante fines de semana.

  4. Reducir al mínimo la recirculación de aire: si nuestro equipo lo permite, deberemos reducir la recirculación de aire al mínimo posible (cuanto más aire limpio vs aire recirculado mejor). Si se puede pasar a 100% aire exterior, mejor.

  5. Extracción en aseos en contínuo: si existe posibilidad, mantener el sistema de extracción en baños y aseos de forma permanente (24 horas los 7 días de la semana) y con las ventanas cerradas, para no perder eficacia.

  6. Aumento de la ventilación natural: en caso de no disponer de sistemas de ventilación mecánica, se abrirán ventanas accesibles para facilitar la ventilación natural. Incluso si disponemos de ventilación mecánica, es recomendable ventilar de forma natural al menos 15 min. al día.

  7. Temperatura y humedad: mantener la temperatura y humedad entre 17 y 27ºC y la humedad entre el 30 y 70%

  8. Unidades tipo splits de aire acondicionado: estos terminales no renuevan el aire, solamente lo recirculan. Se recomienda su uso continuado junto con sistemas de recirculación forzada de aire. No usar en locales cerrados sin sistemas de renovación de aire, en su caso se podrían complementar junto con equipos que dispongan de sistemas de filtrado y purificación de aire (fijos o portátiles con filtros HEPA).

  9. Mantenimiento y limpieza de instalaciones: antes de la reapertura se deberán revisar los sistemas de climatización limpiando rejillas, difusores, filtros y baterías (no es necesaria la limpieza de conductos). También se recomienda realizar un proceso de purga del aire interior para lo que bastaría un arranque del sistema tras su limpieza para garantizar una renovación completa del aire del local.

  10. Actuación ante un posible caso de COVID-19: en caso de tener un caso confirmado en el centro de trabajo se recomienda ventilar el espacio donde se haya alojado esta persona durante al menos 4 horas, a potencia máxima tanto forzada como natural. Esta limpieza debe comenzar 2 horas antes de las labores de desinfección. Además se procederá a realizar una limpieza y desinfección de la unidad interior (split), filtros, rejillas de impulsión y retorno mediante el pulverizado de solución desinfectante. 

Germ谩n Ca帽avate Buch贸n

Director T茅cnico en OTP, me dedico a realizar auditor铆as internas de calidad del servicio, elaborar nuevos procedimientos de trabajo y a la actualizaci贸n normativa en Prevenci贸n de Riesgos Laborales.

Solicite su presupuesto