Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Bulos y Fake News: cómo protegerse de la desinformación sobre el COVID-19

Bulos y Fake News: cómo protegerse de la desinformación sobre el COVID-19

Desde tiempos inmemoriales, todas las situaciones que afectan a nivel global, sobre todo las críticas, traen consigo una serie de chismorreos, noticias falsas, fakenews y bulos que tiene como propósito crear pánico y desinformación. También ocurre hoy con las noticias del COVID-19.

Pero, ¿quién difunde estos bulos? Algunos estudios sugieren que no son fruto de la casualidad, sino de un esfuerzo coordinado para difundir desinformación combinado con los avances tecnológicos basados en inteligencia artificial, que ayudan a agravar la seriedad de esta amenaza.

Uno de estos estudios llevado acabo por Marc Own Jones, investigador especializado en redes de desinformación de la Universidad de Hamad Bin Khalifa, de Catar, analizó cerca de 22.000 publicaciones recientes con las palabras "5G" y "corona", descubriendo que gran parte de las cuentas podían clasificarse como "actividad no auténtica”, más conocidas como bots.

Pero el principal problema no son las propias fakenews, sino que el número de personas reales que comparten esas noticias y creen las teorías va en aumento.

En este artículo vamos intentar dar luz ante toda esta desinformación y desmontar algunas de esas noticias falsas.

BULOS SOBRE EL CORONAVIRUS

Vamos a enumerar algunas de las fakenews más difundidas y dar una explicación a por qué son falsas:

EL 5G ES EL CAUSANTE DEL COVID-19

Hay varias teorías en torno a que la tecnología 5G es la causante del COVID-19. Unas exponen que el 5G puede inhabilitar el sistema inmunitario, lo que aumentaría el daño que el Coronavirus puede hacer en el cuerpo; otras afirman que el virus se propaga a través de esta tecnología.

Estos bulos han calado tanto en la sociedad que en países como Reino Unido ya hay grupos de ciudadanos que han llegado a quemar más de 20 antenas 5G. La situación ha llegado a tal punto que las operadoras del país han tenido que emitir un comunicado conjunto pidiendo a la ciudadanía que deje de prender fuego a las antenas.

DESMONTANDO EL BULO

El COVID-19 se esta propagando en numerosos países en los que no existe una red 5G. “Las señales del 5G son ondas electromagnéticas, muy similares a las que ya usan los teléfonos móviles. ”Las ondas electromagnéticas son una cosa, los virus son otra y no se puedes contagiarte de un virus desde la antena del teléfono” declaró a la BBC Simon Clarke, profesor de microbiología celular en la Universidad de Reading.

Lo que quizá haga que tu sistema inmunitario se debilite son las ondas de radio ya que pueden interferir en tu fisiología debido a su efecto térmico. Pero los niveles de energía de las ondas de radio 5G son diminutos y ni mucho menos, lo suficientemente fuertes como para afectar al sistema inmune.

Los mosquitos propagan el COVID-19

DESMONTANDO EL BULO

El COVID-19 es un virus que se e propaga principalmente por contacto con una persona infectada a través de las gotículas respiratorias que se generan cuando esta persona tose o estornuda. A día de hoy no hay pruebas que demuestren que puede transmitirse por medio de mosquitos.

La vacuna de la neumonía y los antibióticos protege contra el COVID-19

DESMONTANDO EL BULO

Aunque el COVID-19 conlleva graves síntomas respiratorios, es tan nuevo y diferente que es necesario desarrollar una vacuna específica, en la que ya se está trabajando con el apoyo de la OMS.

En cuanto a los antibióticos, estos son eficaces contra las bacterias, pero no contra los virus. Aunque es posible que si tienen que hospitalizarte te administren antibióticos para que no contraiga infecciones bacterianas.

REMEDIOS CASEROS

Muchos usuarios de redes sociales, algunos con millones de seguidores, se dedican a dar consejos o crear videotutoriales sobre tema sanitarios sin tener ningún tipo de formación para ello. Esto crea una gran desinformación en sus seguidores.

Y en tiempos de pandemia, no iba a ser menos. Es por ello, que hay que llevar mucho cuidado con la fuente e informarnos bien de si la persona que nos da la información es notoria en ese campo.

Algunos de estos falsos consejos más extendidos son:

PRODUCTOS QUÍMICOS Y RAYOS UVA CONTRA EL CORONAVIRUS

Otro de los bulos que corren sobre el COVID-19 es el que el presidente Donald Trump expuso en una de sus ruedas de prensa, que ingerir o inyectarse productos químicos, así como aplicar rayos uva, pueden matar al coronavirus.

Es comprensible que la comunidad médica haya entrado en alarma y llenado las redes sociales de mensajes en contra de las declaraciones de Trump. Y es que, cuando alguien tan famoso e influyente como el presidente de EE.UU. suelta al mundo una fakenews de estas dimensiones, produce una reacción en cadena y consigue que, como ha ocurrido, más de 100 estadounidenses hayan acabado ingresados en hospitales del país tras ingerir detergente o lejía.

DESMONTANDO EL BULO

"Bajo ninguna circunstancia los desinfectantes o productos de limpieza deben ser usados para tratar o prevenir el COVID-19", advirtió en un tuit el Departamento de Salud del estado de Nueva York.

La utilización de productos químicos, alcohol o cloro pueden servir para desinfectar las superficies, siempre que se sigan las recomendaciones pertinentes, pero nunca el propio cuerpo y menos, inyectárselo ya que puede causar graves intoxicaciones y lesiones.

Además, la utilización de lámparas ultravioletas para esterilizar las manos u otras partes del cuerpo puede causar eritemas (irritaciones en la piel).

La mejor medida, y que se recomienda como más efectiva, es lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o un gel hidroalcohólico.

Beber alcohol protege del COVID-19

DESMONTANDO EL BULO

El consumo frecuente o excesivo de alcohol puede aumentar el riesgo de sufrir problemas de salud, así como adicciones.

Exponerse al sol o a temperaturas superiores a los 25 oC, así como a fío extremo y nieve, mata el virus

DESMONTANDO EL BULO

Ya hay casos de infectados por COVID-19 en países cálidos, húmedos y soleados. La temperatura normal del cuerpo humano es en torno a 36,5° y 37°, con independencia de la temperatura exterior. De hecho, si te exponen a altas temperaturas corres el riesgo de quemarte.

MEDIDAS CONTRA LA DESINFORMACIÓN

Cómo has podido comprobar, es mucha la desinformación que hay sobre el COVID-19. De estos también se han dado cuenta tanto organismos oficiales como empresas privadas.

Es por ello que muchas de ellas han comenzado a tomar medidas para impedir la propagación de bulos. Aquí os contamos algunos ejemplo de ello:

REDES SOCIALES Y BUSCADORES

FACEBOOK

Facebook es una de las muchas redes sociales que han querido poner su grano de arena para parar todas estas fakenews.

Ha creado un sistema de verificación y comprobación de hechos para reducir las noticias falsas y con ellas, la desinformación. Un sistema dividido en diferentes etapas y que cuenta con la colaboración de verificadores de datos que una vez que califican un contenido como falso, reducen su distribución y muestran etiquetas de advertencia, además de notificar la falsedad de dichos bulos a posteriori. Su objetivo es proteger a los usuarios de la plataforma disminuyendo al máximo la visibilidad a este tipo de publicaciones.

Además, para prevenir de futuros bulos y que estos puedan llegar a millones de personas, Facebook mostrará alertas a las personas que ya han interactuado con este tipo de publicaciones con comentarios, Me gustas o cualquier otra reacción.

WHATSAPP

WhatsApp es uno de los canales más utilizados para la propagación de bulos y fakenews. ¿Quién no tiene un grupo en el que cada día comparten audios de expertos, consejos, advertencias o memes?

Es por eso, que para luchar contra toda esta desinformación, la aplicación ha decidido limitar el reenvío de contenido viral. Es decir, limitará el reenvío de ciertos mensajes relacionados con el COVID-19. Esto afectará a los mensajes que hayan sido identificados por el sistema como “altamente reenviados”, los cuales aparecerán con una etiqueta de doble flecha indicando que no los creó un contacto cercano.

Además, para contrarrestar la desinformación, la empresa está trabajando con ONGs e instituciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS), Newtral o Maldita para transmitir información precisa y verificar la de dudosa veracidad, siempre relacionadas con el COVID-19.

YOUTUBE

YouTube, por su parte, ha anunciado que borrará todos los vídeos que promuevan métodos sin fundamentos médicos para prevenir el COVID-19. También dejará de recomendar a los usuarios en su feed vídeos que fomenten teorías de conspiración como la del 5G.

GOOGLE

Cuando no sabemos algo, lo primero que hacemos en correr a Google y preguntarle. El gigante de las búsquedas online también sabe que mucha de la información que se encuentra a través de su buscador son bulos. Es por ello, que ha decidido colaborar en la lucha contra la desinformación del COVID-19.

Desde Google News Initiative están destinando 6,3 millones de dólares para ayudar, a nivel global, a las organizaciones de verificación de datos y organizaciones sin ánimo de lucro centradas en la calidad de la información.

Cuando buscas palabras como “coronavirus” o COVID-19” en Google, a diferencia de cualquier otra búsqueda que realices, la plataforma te mostrará una serie de secciones con información oficial de fuentes fiables como la OMS, así como un mapa de estadísticas.

Las secciones se dividen en noticias publicadas sobre el COVID-19, información y consejos de la OMS e información sobre centros de Salud autorizados que admiten pruebas de COVID-19.

También ha incorporado una nueva pestaña llamada “Testing” en la que los usuarios podrán consultar sugerencias en caso de que necesiten asistencia médica u otra información a nivel local.

ORGANISMOS PÚBLICOS Y PRIVADOS

Pero no solo las redes sociales han querido unirse a la lucha contra la desinformación. Organismos tanto públicos como privados no se han quedado atrás.

Aquí os dejamos una lista de algunas de las webs y aplicaciones que puedes consultar en caso de necesitar información veraz y contrastada:

Ministerio de Sanidad

A través de su web, el Ministerio de Sanidad ha creado todo un apartado en el que ofrece información oficial dirigida tanto a profesionales sanitario como el conjunto de la sociedad en relación a recomendaciones sanitarias sobre el COVID-19 y de salud pública de interés general.

OMS

Al igual que el Ministerio de Sanidad, la Organización Mundial de la Salud ha creado toda una base de datos de información para todo aquél que desee consultar cualquier duda e información sobre el COVID-19. Aquí tienes el enlace a la versión en español.

Hispabot-Covid19

El Gobierno de España ha creado un asistente virtual que responde de forma automática a todo aquél que quiera informarse sobre la evolución de la pandemia o tenga alguna duda acerca del COVID-19. 24 horas al día, siete días a la semana.

Para acceder al sistema de preguntas solo ay que guardar el número +34 600 802 802 y abrirlo en desde los contactos de WhatsApp. Con un simple "hola", el bot ya explicará que datos puede aportarte.

VERIFICADORES DE CONTENIDOS

A lo largo de todo el artículo hemos estado hablando de los llamados Verificadores de Contenidos como arma contra la desinformación. Es por ello que no queremos terminar sin explicarte qué son y cómo funcionan.

Nombrábamos Maldita.es y Newtral, dos referentes en lo que a verificación de datos se refiere y que han comenzado a trabajar con Facebook, manteniendo, eso sí, su autonomía. Ambos realizarán labores de verificación de bulos gracias a formar parte de la International Fact-Checking Network (Red Internacional de Verificación de Datos).

La función de Maldita.es y Newtral no es eliminar las noticias que consideren fakenews, pero al marcarlas como falsas, el algoritmo de la red social hará que los contenidos engañosos y los bulos aparezcan más abajo en tu pantalla de inicio, reduciendo así su propagación hasta un 80%.

TIPS CONTRA LA DESINFORMACIÓN

A pesar de todo el trabajo que están haciendo plataformas como Facebook o Google y de la información veraz que tenemos a nuestra disposición, los primeros responsables de hacer caso o no a las fakenews somos nosotros mismos. Es por ello que antes de compartir cualquier información en redes sociales o creernos al pie de la letra lo que nos dicen, párate y sigue estos pasos que nos recomienda el Ministerio de Sanidad.

Antes de compartir información sobre el COVID-19, ponla en cuarentena y hazte estas preguntas:

  1. ¿Conoces a la persona que ha mandado la información? Pregúntale de dónde la ha obtenido.
  2. ¿Conoces la fuente?
  3. ¿Se indica quién ha escrito el artículo?
  4. ¿Sabes si esa persona u organización existe realmente?
  5. ¿Será de utilidad para las personas que lo van a recibir? (Algunos mensajes pueden contribuir a poner en riesgo a personas vulnerables).
  6. ¿Es información de gran importancia como para compartirla?
  7. ¿Compartirlo va a colaborar a que podamos sobrellevar mejor todos esta situación?
  8. ¿Es de fiar? Para ello podemos busca en Google si algún medio de comunicación se ha hecho eco de la misma noticia.
  9. Contrástala con fuentes oficiales.
  10. No la compartas si no estás seguro/a.

Conclusión

La posibilidad de recibir noticias falsas y tentarnos a compartirlas es muy grande, y más cuando están tan bien construidas que es imposible detectarlas.

La tecnología avanza a un ritmo vertiginoso, por lo que los algoritmos capaces de detectar tanto la fakenews como los deepfakes (vídeos en los que algunos famosos aparecen diciendo cosas que en realidad nunca dijeron) deberían de seguirles el ritmo. Con esto deducimos que no podemos creer ni todo lo que leemos, ni todo lo que vemos y escuchamos.

Pero mientras esto sucede, las redes sociales, las empresas y los Gobiernos solo pueden hacer lo que hasta ahora están realizando para luchar contra los bulos del COVID-19, proteger el pluralismo informativo creando un espíritu crítico y poniendo la tecnología a su alcance para crear algoritmos que detecten tanto los bulos como los bots que los crean.

La difusión de bulos como tal no está tipificada como delito. Si bien, en función del bulo, puede encajar en otros delitos recogidos en el Código Penal castigados con multas y años de cárce.

No es delito cuando difundes un bulo de buena fe, porque simplemente te lo has creído. Publicar un tuit o crear una cadena de WhatsApp mandando un bulo o fakenews no constituye un delito en sí mismo aunque si es a mala fe, el Código Penal incorpora una gran cantidad de artículos que podrían llegar a utilizarse para penalizar la difusión de ciertos bulos.

Lo importante es ser crítico con la posible desinformación a la hora de analizarla y decidir compartirla. Las pandemias como el COVID-19 ya son bastante trágicas en sí mismas como para dejar que bulos o fakenews contribuyan a empeorarlo.

OTP, Oficina Técnica de Prevención

Impulsamos la prevención de riesgos laborales y ayudamos a fomentar el bienestar, la seguridad y salud de las personas en las organizaciones. #PRL #SST

Solicite su presupuesto